Negocio garantizado (parte 2).

Ya hemos desarrollado en el artículo anterior la figura del fideicomiso de garantía en su variante tradicional, es decir, un solo acreedor con una sola obligación garantizada. Podemos tomar como ejemplo el caso de la compra de una máquina, en lugar de sacar un crédito en el mercado financiero se realiza un fideicomiso donde se aporta un bien que va a garantizar la cancelación de la deuda contraída.

Ahora nos referiremos a otras formas de estructuración que permiten ampliar la utilización de la figura en los casos en los que se requiera garantizar varias obligaciones del negocio.

Existen dos formas de garantizar con un mismo fideicomiso más de una obligación, reduciendo así los costos de instrumentación.

En ambas variantes el fiduciante aporta uno o más bienes al fideicomiso con el objeto de que el fiduciario los administre y garantice las obligaciones que se vayan indicando. No es necesario que dichas obligaciones estén especificadas al momento de celebración del contrato sino que pueden determinarse a medida que surjan durante el período de vigencia del fideicomiso. Por otro lado, el cupo de las obligaciones a garantizar estará determinado por un porcentaje del valor real de los bienes aportados.

Tomemos como ejemplo un negocio donde el fiduciante tiene una relación continua con un proveedor y necesita garantizar el pago de los insumos que éste último le provee en forma periódica. Con el sistema propuesto podrá garantizar cada entrega sin necesidad de instrumentar una garantía en cada caso.

Otra variante sería poder garantizar a través del mismo fideicomiso sus obligaciones con diferentes proveedores, que como mencionamos anteriormente, no es condición que las mismas estén especificadas al momento de la constitución del fideicomiso, sino que se instrumenta la plataforma del fideicomiso de garantía, donde luego se irán agregando los nuevos proveedores a medida que surjan las necesidades del negocio.

En síntesis, de acuerdo a las necesidades que presente el negocio a realizar, un fideicomiso de garantía se puede constituir de forma que garantice una sola obligación a un solo acreedor (tal como mencionamos en el artículo anterior) o se puede diseñar para que garantice varias obligaciones a uno o diferentes acreedores, dando una mayor flexibilidad y reduciendo los costos, siempre teniendo en cuenta, por supuesto, la relación entre la deuda contraída y el valor real de los bienes aportados.

Para mayor información o asesoramiento sobre este tema, diseño de contratos de fideicomiso, contratos de adhesión y cesión de posición contractual Haga click aquí para enviar email

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s